jueves, agosto 25, 2016

Un buen ensayo sobre el mundo de la lectura

¿Qué leen los que no leen?
El poder inmaterial de la lectura, la tradición literaria y el placer de leer.
Juan Domingo Argüelles
Paidós
México
(Edición revisada)
2014

Me tardé un rato en leer este extraordinario ensayo. En parte, porque estaba inmerso en el engorroso proceso de la calificadera de cada fin de cuatrimestre. También, porque me pareció muy interesante lectura y no quería acabarla tan pronto.

No estamos ante un discurso plano que hace apología de la lectura y sanciona o regaña a los que no leen. Es un ensayo que trata de analizar las causas profundas del porqué en México; y en el mundo no se lee.

Aunque un tanto reiterativo, como lo apunta acertadamente mi amigo uruguayo de Barrio Sur, pienso que el libro realmente aporta mucho valor a un tema, que no sólo debería estar en la palestra del debate público nacional; sino que debería ser parte de las "reformas estructurales de fondo" de la supuesta Reforma Educativa.



Leer no sirve para nada. Es una pérdida del tiempo. Es un vicio, que como los otros, implica placer y adicción. Debería ser un acto libre y jamás coercitivo. En fin, creo que es mejor que lo lean, tanto los que aman apasionadamente leer; como los encargados de las políticas públicas encaminadas a la promoción de la lectura.

Quizá una de las razones por las que no se lee mucho, en casi ninguna parte, es porque quienes no lo hacen no compreden el inmeso placer que implica perder el tiempo con esta actividad.

Me gusta del libro porque pienso que es justo con los no lectores: no los estigmatiza, ni se burla de ellos en ningún momento; al contrario, en partes, hasta los defiende: al fin, todo mundo tiene tanto derecho a leer, como a no hacerlo.



No me pondré técnico, ni académico. A mí me pareció una excelente lectura y de verdad me gustaría que nuestro tristemente célebre Secretario de Educación, Aurelio Nuño, lo hojeara siquiera.


domingo, agosto 07, 2016

Mundo en resurrección
María Luisa Burillo
Luis Alberto Navarro
Fernando Ruiz Granados
Mario Heredia
Universidad Nacional Autónoma de México
1999



En medio del engorro proceso de evaluación que me aqueja y me estresa horrible cada fin de ciclo escolar; un momento de solaz a nadie se le niega. Y qué mejor que hacerlo con poesía. Sé que muchos que leen el murmurante no son muy asiduos al más grande y poderoso de los géneros literarios: esto en parte, a que se piensa que es compleja y difícil de entenderla. Al menos hacia la veía yo mismo, antes de mi posgrado en Literatura Mexicana del Siglo XX, en la UAM, en donde, me ensañaron a acercarme a ella desde una perspectiva más lúdica y libre. Y desde entonces, 2005, he sido un lector asiduo de la misma.

Este pequeño volumen forma parte de una destacada colección de poesía con la que cuenta mi Alma Mater, para dar a conocer a las nuevas voces de la poesía en todo el país. A mí me gusta ir a la Biblioteca Vasconcelos, y de vez en cuando sacar un libro de esta colección. Este de Mundo en resurrección me pareció muy padre. Sobre todo por el trabajo de María Luisa Burillo y Luis Alberto Navarro; sin desdeñar el trabajo de los otros dos poetas.

No se me hace nada raro que el libro que saqué a pesar de haber sido editado en 1999, estaba aún con las páginas pegadas de tan nuevo. Es decir, he sido yo el primer lector de ese ejemplar, al menos. Y ojalá, nuevos e interesados lectores de este volumen aparezcan tras esta breve reseña.

Sin más, les dejo un poema de cada uno, y a ver a ustedes cuál voz les gusta más. Recuerden que en poesía, como en el arte en general, no se trata de ENTENDER, sino de SENTIR, y es ahí en dónde radica el secreto poder de las palabras.

EL SUEÑO DE LA MUERTE
María Luisa Burillo

ESTOY ESCINDIDO entre dos horizontes y soy el rojo de la herida. El cuerpo arde y al alder se adormece. Es vértigo a la orilla. Balbuceos, estertores. Se estrella el tiempo detrás del iris de los ojos. Vaivén de rostros amados, voces, olores y sabores; volantinea la cabeza; ruge el pavor y estalla en las palabras: "Padre, ¿por qué me has abandonado?"

Sin embargo, morir ha sido en mí un quehacer cotidiano. En los adioses, ausencias, ecos, orgasmos, desamores, destiempos, y en los vacíos, huecos, olvidos, insomnios, silencios y en la gran benevolencia de Dios: el sueño de la muerte.


DEL CORAZÓN
Luis Alberto Navarro

BAJO LAS COSTILLAS
el tiempo largo se adelgaza y llora
asumiendo la actitud de un niño recién nacido
el corazón.

Cuando presiona
la sangre en las linfas se arrodilla:
de leche viva se nutre.

El corazón es un niño recién parido
que busca rumbo
Cambia, huidizo y bamboleante,
cada que succiona fuerte
para que mane rápida.

Entonces el corazón arrinconado
ve pasar las horas
en una especia de congoja sobrehumana.

Quiere salir y derrama leche:
arritmia que cae a otras partes
y me pongo triste porque mi único hijo
dejó de ser infante.


HAY VOCES/ HAY NOCHES
Fernando Ruiz Granados

HAY VOCES QUE nos llaman desde la oscuridad
y no respondemos a ellas

Y noches que nos obligan a descender
hasta la más cruel de las confesiones
pronunciando símbolos
el desafío de otros

En su latido apresurado
escuchamos más precisas otras
que nos traducen de las oscuras
la suma de nuestra vida

Pero hay noches en que nadie nos llama
Ni siquiera los alguaciles de la oscuridad
atestiguan el manto que se cierne
sobre el desafiante y amargo, marrullero enfermo
porque ya no podemos con las vergüenzas de la carne
ni seguir postrados ante la voz desconocida
que aprenderemos a amar, quemándonos en ella

Entonces la sentencia se hace clara
Sólo mirar los objetos queridos
Sólo escuchar la aldaba
que torva y milagrosa, deja pasar una mujer
que nos dirá:
Esas noches, esas voces no tardan en llegar.

L
Mario Heredia

(A PRISCILA)

BAJO LA SOMBRA del sol
Te encuentro
Tu desnuda mano
Da fruto a los árboles
Libera el agua prisionera
Desata los blancos corceles
Del viento

Enciende una llama
En el recinto oscuro
Del corazón

LI

LA DESNUDEZ en ti
Ropaje de tu misterio

LII

TE ABRAZO

En tu boca pruebo
Todos los frutos de la tierra

LIII

AMO LA FRESCURA de tu rostro

Como las rosas del jardín
Después de la lluvia


viernes, julio 29, 2016

Dorada

Dorada
David Miklós
Tusquets/ La sonrisa vertical
2014

Estamos ante una novela corta que me resultó muy padre leer. Todo en Dorada, es extraño y sin sentido.

Hay muchas escenas explícitas de sexo.

Hay la búsqueda de un lenguaje.

Hay muy experimentación con la estructura narrativa.

Así que por estas razones puedo decir que la primera obra de ficción que leo de Miklós me ha dejado un buen sabor de boca.

Antes había tenido tiempo de conocerlo personalmente y de algunos de sus trabajos, en donde él sólo fungía como compilador; y la verdad mi opinión no era del todo satisfactoria. Sin embargo, confieso que con esta nouvelle, si encontré una historia erótica muy interesante y distinta.



La lectura de esta historia es muy sencilla y fluida a pesar de que al principio nada se entiende. El protagonista llega a Dorada, que se supone es un lugar, con muy pocos hombres poblada de exuberantes y esculturales rubias, a quienes se les conoce por el gentilicio de Doradas. Es justamente una de estas rubias, quien a través de la correspondencia invita a nuestro protagonista a ir a conocerla. Él es pintor, y fue gracias a una de sus exhibiciones que ella se interesó en él y su trabajo.



Todo está en medio de una atmósfera extraña y misteriosa.


La novela forma parte de la excelente colección de Literatura Erótica de Tusquets, que no me canso nunca de leer y recomendar. Para que los que no sepan bien que onda, no hay pierde es la colección de color rosa con una sugerente sonrisa vertical, en alguna parte de la portada y la contra.



sábado, julio 23, 2016

El camino del encuentro

El camino del encuentro
Jorge Bucay
Hojas de ruta
Océano
México
2000



Hace ya un buen tiempo, mi amigo Carlos Tobías, reconocido catedrático de la UNITEC y sicólogo, me hizo el favor de prestarme este libro, que hasta ahora termino; no por falta de ganas, sino porque por algún tiempo se perdió y no lo encontraba.

El caso es que lo he encontré de vuelta, y lo terminé en menos de tres días.

Desde la perspectiva de la Gestalt, Bucay, nos habla de las diversas problemáticas que atañen a la relación de pareja; así como de su importancia en la búsqueda de la felicidad de las personas.

Llena de relatos, chistes, alegorías y aforismos, Bucay, nos introduce con su particular estilo, en un tema que a todos, de alguna manera nos interesa: ¿cómo poder establecer relaciones de pareja sanas, que nos ayuden a crecer y ser más felices?



Pienso que en la era posmoderna dos de los problemas a los que nos enfretamos son el temor a comprometernos con algo o alguien. Porque esto, pareciera que implica una suerte de renuncia a nuestra libertad. Y en el otro extremo se halla la codependencia, que convierte al vínculo emocional de la pareja en un yugo, sin el cual, uno de los miembros piensa que es imposible vivir.

Bucay es muy claro en los pilares que menciona:

La atracción
La confianza
La honestidad
La buena comunicación
El buen sexo
Y mucho respeto hacia el otro.



Hay un capítulo muy interesante del libro, en donde habla de la enorme importancia de la autoestima, y de lo importante que es llevar una buena relación con nosotros mismos, si aspiramos a poder tener buenas relaciones de pareja.



Un libro muy ameno, que cualquiera puede leer, y obtener muy buenos consejos, para salir a buscar a la pareja que uno quiera. O bien, como es mi caso, saber cómo poder llevar una relación de pareja cordial, atenta, romántica y sensual, sin necesidad de ser codependiente o extremadamente asfixiante para nuestra contraparte.



Quiero agradecer públicamente al profesor Carlos Tobías, por prestarme este libro, que sé es uno de sus favoritos, en cuanto a este tema, y espero de corazón que las personas que lo lean, hallen en él, buena información, misma que les permita establecer vínculos fuertes y significativos, primero consigo mismos, y después con los demás.




El amor es sin duda, pienso yo, una especie de magia que nos mueve, conmueve y puede llevarnos a la felicidad compartida, de caminar juntos por el mismo sendero.



domingo, julio 17, 2016

Eva Luna
Isabel Allende
Plaza & Janés



Esta es de las primeras novelas que la autora publicó en 1987, y que junto con La casa de los espíritus (1982) y De amor y de sombras  (1984), constituyen las únicas tres obras que he leído de la súper popular Isabel Allende, nieta de Salvador.



Recuerdo que en un principio fue muy criticada, porque decían que su estilo era una copia barata del de Gabriel García Márquez, con quien sin duda tiene un gran parecido, sobre todo en la prosa rítmica y cargada de elementos del entonces llamado realismo mágico, subgénero de la literatura fantástica que a mí no me ha cansado, desde que soy joven.

En esta novela lo que me gustó el ritmo de los primeros capítulos, saturados de imágenes y memorias. Me gusta mucho el lenguaje que utiliza en toda la novela: una suerte de prosa poética, que sólo he hallado en pocos autores latinoamericanos.

Pienso que en más que en vender, Allende estaba preocupada por hallar un estilo propio, y una manera de narrar única. En ese sentido, la protagonista de esta historia es una suerte avatar de la madre de todos los contadores de historias: Sherezade.


Me tardé muchísimo tiempo leyéndolo en parte porque me gustaron las múltiples historias que acompañan a la trama principal. Sobre todo lo que comprende el desarrollo de la vida amorosa y erótica de Eva Luna. Pero también me tardé mucho en leerla, porque considero que la edición que yo tengo, (Plaza & Janés), no permite el buen avance de la lectura. En ese sentido, hacia el final, se me hizo un poco cansado leerla, pero no por el texto, sino por la edición.

La recomiendo para quienes aman; para quienes aman la literatura que cuenta muchas historias; para quienes gustan de un uso fino, casi poético de la prosa.





Si quieres leer la novela en PDF, pues dale click AQUI